Los eventos virtuales ya son una realidad y van de la mano con los avances tecnológicos en este siglo. Se comienza a explorar cada vez más, nuevas opciones para brindar mayores oportunidades a los asistentes, actualmente somos testigos de importantes cambios y de eventos que estén hechos a la medida.

En cambio, los eventos presenciales que ya tienen una amplia acogida a nivel corporativo, social, deportivo y académico se ponen en discusión cuando afrontan una crisis como lo que se estamos viviendo con el coronavirus, o con cualquier otra situación política, económica o natural.

En ambos casos entrará en juego la experiencia que puedan generar los organizadores para los participantes, así como la atención personalizada de los mismos. Pero la pregunta que pongo en la mesa es la siguiente ¿qué alternativa preferirán las personas para tener mejores resultados con sus eventos?

Comunicación digital

Los efectos del Corona Virus

Ahora, con la aparición del coronavirus, muchos eventos de todo tipo se han suspendido o postergado, tal como lo expliqué en el artículo anterior El Corona virus y su incidencia en el sector MICE y de eventos deportivos; la realización de eventos virtuales se presenta como la mejor opción para estos momentos.

La famosa feria y líder de la industria del turismo, fundada en 1966, que se desarrolla en Berlín, la ITB, que está dirigida a visitantes profesional y público general, ha presentado una opción virtual tras su cancelación.

La Convención ITB Virtual acogerá a los expositores que iban a participar en la feria. En las ediciones anteriores según datos de FeriasInfo, la ITB llegó a tener en el 2018 a 10,000 exhibidores y 110,000 visitantes y en el 2019 tuvo 10,000 exhibidores y 113,500 visitantes.

Online learning

Beneficios de los eventos virtuales

Entre los beneficios de realizar eventos virtuales encontramos:

  • Dar uso a las diferentes opciones tecnológicas para conectarse con los asistentes.
  • Se gestiona la participación de más interesados en el evento, y se puede tener más personas por empresa.
  • Mostrar una imagen vanguardista.
  • La información del evento queda colgada en el mundo virtual.
  • Reduce costos del evento y de los asistentes (tickets aéreos, movilización interna, alimentación, hospedaje, entre otros).

Días atrás pude leer un artículo muy emotivo donde una madre se encontró con su hija fallecida a través de la realidad virtual, tecnología que es usada en eventos. Aquí separo la acción que se dio en favor de la madre y el aprovechamiento del canal televisivo. 

Beneficios de los eventos presenciales

De igual forma, se encuentran beneficios en los eventos presenciales:

  • El ambiente genera mayor comunicación y contacto entre las personas, con menor grado de distracción.
  • Las relaciones se fortalecen cuando existe un contacto persona a persona.
  • Se genera mayor grado de compromiso en ciertas reuniones.
  • Muchos asistentes prefieren el mundo real que virtual y eso les permite interactuar de mejor manera.
  • Se sienten más cómodo con lo tangible.

Cabe realizar una analogía, para una persona no sería lo mismo sumergirse en el agua a través de la realidad virtual, que ingresar a la piscina, al mar o en la ducha y sentir la tranquilidad, el poder y suavidad de esta.

Educación Online

Ambos presentan beneficios indiscutibles, pero como se indicó al inicio del texto la experiencia, personalización e individualización del evento con sus respectivos servicios hará que con el paso del tiempo prevalezca uno más que la otra, o exista una armonía entre ambas dando como resultado los eventos híbridos que también se podría presentar como una tercera opción.

Artículo anteriorImportancia del Turismo Deportivo como estrategia de Destino
Artículo siguienteEl COVID-19 y su impacto en la actividad turística
Máster en Organización de Eventos, Protocolo y Turismo de Negocios en Ostelea (España) y en Dirección y Gestión de Empresas de Servicio en la Universidad de Especialidad Espíritu Santo (Ecuador). Licenciado en Turismo de la Escuela Superior Politécnica del Litoral (ESPOL). Especializado en servicios al cliente, relaciones humanas e interpersonales, protocolo y eventos. Fue Director de la Unidad de Bienestar Estudiantil y Politécnico y de las actividades culturales en ESPOL. Capacitador en SECAP, Conduespol y Ministerio de Turismo. Recibió reconocimientos por parte de la ESPOL y Colegio de Educadores del Ecuador. Trabaja en la Gerencia de Comunicación y es docente en la Licenciatura en Turismo de la ESPOL, UEES Online y de los programas de Educación Continua de la Universidad Católica. En el 2012 publicó el libro La brújula de los eventos. Turismo de negocios, actividad que va creciendo y en el 2017 su segunda edición.