Con los ojos enfocados y con una gran sonrisa llena de satisfacción, leía sobre cómo el país de El Salvador teniendo al Presidente Nayib Bukele, quien nunca había surfeado, apuesta para demostrar al mundo un destino para los amantes del surf. 

Bukele ha dicho que “su estrategia nacional Surf City va a funcionar” y para eso implementa proyectos de conectividad interesantes como la carretera a Surf City, miradores y otras acciones para demostrar las bellas playas de La Libertad. Esta estrategia nacional también incluye otras playas queriendo tener como meta el “target” inversión extranjera, interés en el uso del territorio, mayor conectividad y actividad económica para estas zonas. 

Bien por El Salvador que tiene buenas playas de surf, como muchos otros países en el mundo. Ecuador es uno de ellos y empiezo describiendo primero mi experiencia con este deporte y el recurso para el desarrollo de esta modalidad de Turismo de Aventura y Deportes con especialización en el Surf. 

¿Por qué existe tanta pasión por este deporte?

Soy oriundo de Bahía de Caráquez, Ecuador y tengo 43 años practicando el deporte del Surf. En la actualidad no he tenido tantas oportunidades para surfear, sin embargo, todos los días disfruto de ver por lo menos 3 videos de surf y soy activo en redes con varios grupos de Surf en este país. Millones de personas surfean en este planeta y muchos envían videos de paraísos con olas perfectas todos los días. 

¿Cómo puede haber tanta emoción acumulada por un deporte tan inmerso con la naturaleza y que nos sensibiliza por la fragilidad de nuestro planeta? Bueno, esta pasión inicia el primer día que dominas las leyes de la física (incluyendo la gravedad, flotabilidad, fuerza neta, equilibrio y torque). No digo que tienes que ir 4 años a la universidad para dominar estas leyes, sino que en el Surf aparecen con la práctica, consistencia, entusiasmo y con el querer más que cualquier otra cosa, con esto ¡lo logras! 

Poder mirar en el horizonte las ondas que vienen hacia ti, escoger la tuya y surfearla es un arte.  Tus ojos, tu cerebro y tu cuerpo han aprendido a juzgar los tiempos para que puedas atrapar esa ola y montarla. Para eso ya fijado la intención en la onda escogida, empiezas a remar duro hacia la playa y cuando te alcanza la ola sientes la aceleración a medida que la masa de agua te impulsa para que tú y tu tabla empaten en velocidad y trayectoria. 

Aquí es cuando la leyes hidrodinámicas permiten que la tabla empiece a deslizarse sola, saltas sobre la tabla, y por varios segundos y hasta más de 1 minuto dependiendo la ola, un disfrute completo.

Tu primera ola la recuerdas siempre. Algo que también te cambia la percepción de este deporte, es el momento cuando la sincronización de nuestro ser con el océano es tal, que puedes correr debajo de la cresta de la ola cuando va rompiendo. 

Correr un tubo es un término utilizado por nosotros para describir la conducción bien dentro de la curva o barril de una ola rompiente perfecta. Para esto, las condiciones favorables son un buen tamaño de ola y viento terral, proveniente desde la tierra que pega contra el frente de la ola que llamamos Offshore

Bajar la ola, virar y enfilarte con velocidad en la mitad de la pared, poner todo tu peso en la cola de la tabla, meter tu mano y brazo hasta el codo para que te frenes (especialmente en olas tubulares que son rápidas) y esperar que la cresta te alcance y te sobrepase, hasta que te quedas en una situación donde te sientes que el tiempo y el universo se detiene. 

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Eddie Salazar (@eddie_surf)

Estando tantos metros adentro del túnel y desde la playa, si alguien te seguía sobre la onda, verá que desapareciste.

Allí si…encontrándote en un punto critico, buscarás la salida colocando tu peso hacia delante, saliendo del túnel y lo mejor, es ver un amigo que está contigo en el agua, que te observó todo el tiempo, desde que la bajaste y está en la misma pared de tu misma ola, unos metros mas adelante, con su mano extendida y formada el famoso simbolo Shaka, 🤙🏻 extasiado y disfrutándolo tanto como tú. 

Aquí encontramos a Erick Garcia haciendo la señal con su mano, “El Shaka 🤙🏼” , disfrutando la corrida del Gato Chila en el tubo, tal emoción como que si él mismo estuviera adentro. Foto: John Londres

Estos son los momentos que te cambian la vida y estoy contento por haber podido apoyar al deporte a través de mi dedicación, ya que junto a un grupo de excelentes amigos y deportistas pude ser parte de la formación de la primera Asociación de Surf del Ecuador en 1990, participé como vicepresidente y también aportando a las comunidades como operador de turismo con Surf Express. 

El Recurso

Ecuador tiene más de 450 Km de playas donde arriban las ondas del Pacifico. Especialmente desde diciembre hasta abril, en nuestra temporada verde, las condiciones hacen que las olas en algunos de los lugares sean de clase mundial. 

Tenemos Beach Breaks y Point Breaks muy buenos. Los Beach Breaks son rompientes de playa y los Point Breaks son rompientes de puntas de rocas que permiten que largas paredes se formen desde el inicio hasta el final, como ejemplo teníamos una que se llama San Mateo que se podía correr por hasta 800 metros. 

Los sitios íconos de Point Breaks (rompientes creadas por formaciones de tierra que salen en puntas hacia el mar con olas de paredes y corridas largas) tenemos a San Mateo, Montañita, El Pelado, Mompiche y la Punta Bellaca, entre otros.

La mayoría de rompientes del Ecuador son Beach Breaks (rompientes sobre fondos arenosos de playa) como Mar Bravo, Olón, Las Tunas, San Lorenzo, Las Piñas, Briceño, Canoa y la mas famosa «San José», que así se llama el sitio por la población local, sin embargo, originalmente nosotros le habíamos puesto Puerto Cayo Pipeline por la famosa ola del North Shore de Hawai ya que es muy sensible a los oleajes y llega a ser de gran tamaño, que lanza un tubo realmente impresionante y siempre salíamos por la playa desde Puerto Cayo para poder accederla.

En los últimos años nos enteramos que no pertenece a Puerto Cayo y que la jurisdicción geopolítica es de Montecristi como también lo es la Isla de la Plata. San José tiene un potencial de desarrollo para el turismo de surf y ya se están diseñando sus primeros proyectos para los surfistas y muchos extranjeros del turismo residencial.

Desde las playas de Esmeraldas y Pedernales hasta General Villamil Playas existen olas para cualquier nivel de expertise de surfista. 

Punta-de-San-Mateo-Francisco-Herrera
Punta de San Mateo 📸 Francisco Herrera

Los fondos de playa perfectos para rompientes, los tenemos en Ecuador y también tenemos el Océano Pacifico que ayuda a transportar las ondas de sitios realmente asombrosos por la distancia en donde se originan. 

Por ejemplo, las tormentas formadas por las masas de aire provenientes del Ártico producen olas gigantes generadas por vientos huracanados del Mar de Bering. Estas ondas en su trayectoria arriban a Hawái y después de 6 días llegan a las Islas Galápagos y un día después llegan a Ecuador continental. 

 

Parte 2: Ecuador & Galápagos “Surf Country”. El Mercado, producto y la Operación Turística.

Francisco Herrera-Surf-Ecuador
📸 Francisco Herrera @fcoherrerabravo

Foto de portada: Eddie Salazar @eddie_surf

Artículo anterior7 playas por descubrir en Puerto Vallarta
Artículo siguienteEcuador y su hoja de ruta en turismo para los nuevos retos
Consultor Internacional de Turismo. 27 años en el sector público y privado. Primer Director del Fondo Mixto de Promoción Turística y ex Viceministro de Turismo de Ecuador. Operador Turístico y Hotelero. Áreas de especialización: Planificación y Marketing de destinos, apuntando hacia la Sostenibilidad Turística.