La ciudad de Portoviejo es la capital de la provincia de Manabí, fue la primera ciudad en ser fundada en la costa ecuatoriana por los españoles y era conocida en la época de la colonia como la Ciudad de los Reales Tamarindos, por la vasta plantación de estos árboles frutales en la zona. 

Las particularidades productivas y sociales de Manabí la identifican como una provincia netamente agrícola y rural (incluido el sector de la pesca artesanal), en este contexto están enmarcadas las actividades turísticas que mayor atractivo tiene hacia los visitantes locales, nacionales y extranjeros.

Y bajo ese enfoque en particular la ciudad de Portoviejo busca en el turismo que se convierta en el eje dinamizador de la economía y el desarrollo de la ciudad, de ahí la importancia de esta actividad en la planificación territorial de la capital manabita. 

A continuación presentaremos algunas de los principales atractivos y productos turísticos de la capital manabita:

Riqueza y fortaleza gastronómica

La ciudad de Portoviejo posee una de las gastronomías más ricas y variadas del país, es por ello que se ha hecho merecedor de dos grandes reconocimientos a nivel nacional e internacional, tales como Capital Gastronómica del Ecuador  en el año 2018, fue declarada la gastronomía portovejense como patrimonio inmaterial del Ecuador, certificado otorgado por el Ministerio de Cultura y el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC).

Y en el año 2019 la ciudad de Portoviejo fue reconocida como parte de la Red de Ciudades Creativas en Gastronomía, por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). 

La Ruta del Encanto

Esta ruta es un producto alternativo y complementario a la oferta turística de tradicional de Portoviejo, pues empieza a gestarse luego de que varios dueños de predios rurales del cantón inician con operaciones turísticas de esparcimiento y reciben el apoyo del Municipio de Portoviejo en cuanto a la asistencia técnica y promoción. 

La Ruta del Encanto consiste en un conjunto de establecimientos y balnearios de agua dulce que están ubicados en las parroquias rurales de Calderón, Alajuela, Chirijos y San Plácido en la vía a Quevedo, donde el disfrute de la naturaleza y la vida rural de las campiñas manabitas forman parte de la experiencia de esta ruta agroturística.

Picoazá, patrimonio cultural

En la parroquia Picoazá encontramos el Complejo Arqueológico Cultural Hojas-Jaboncillo, que es administrado por el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) y es un sitio que cuenta con un centro de investigación (área de restauración y reserva), un museo in situ en el Cerro de Jaboncillos a 3,5 km de distancia desde el Complejo y un Arqueomuseo.

En este maravilloso lugar podemos conocer el patrimonio arqueológico de la cultura de los manteños que habitaron la antigua Ciudad de los Cerros.

Crucita sol, playa y a volar

Bañado por las aguas del Océano Pacífico, ubicada a 28 kilómetros de Portoviejo y cuenta con 13 kilómetros de playa, espacio prospero para el fomento turístico por su atractivo natural, comercial y deportivo. Tiene afluencia de turistas locales, nacionales y extranjeros. 

Uno de los principales atracciones de Crucita es la práctica de deportes de vuelo libre, por las características naturales de la loma junto al balneario, esta zona es considerada una de las mejores pista para la práctica de alas delta y el parapente; hasta el lugar llegan los más experimentados practicantes de este deporte, provenientes de país y del extranjero especialmente de Colombia y de Estados Unidos. 

A pocos kilómetros de Crucita encontramos el Manglar La Boca, que es la desembocadura en el Océano Pacífico del río Portoviejo y se caracteriza por ser un ambiente de gran diversidad biológica protegida.

En este sitio es posible realizar caminatas y paseos en bote, que facilitan la observación de aves y plantas en armonía, con lo que se logra maravillosos paisajes, acompañados por los atardeceres catalogados como únicos.

El aporte patrimonial de Portoviejo ha contribuido al desarrollo turístico de la ciudad, sumado a las múltiples acciones que desde las instituciones públicas, privadas y la academia seguirán contribuyendo a este propósito. 

Artículo anteriorRiobamba la sultana de los Andes, una apuesta al turismo
Artículo siguienteExplora bosques tropicales, ríos y la vida en el nuevo Escape familiar de Metropolitan Touring
Consultor Turístico de la Agencia de Promoción y Desarrollo de Destinos Turistiqueros. Maestría en Gestión de Empresas Turísticas. Director del Proyecto Experiencia Capwell. Examinador de Competencias Laborales Turísticas.