Siendo una región rica en cultura y tradición, el Mundo Maya brinda a los visitantes la oportunidad de recrearse en una diversidad de segmentos turísticos, por mencionar algunos el Agroturismo, Turismo de Salud, Observación de Aves, el Turismo Comunitario; así como realizar actividades como el surf, motocross, parapente y muchos otros deportes extremos.

El Mundo Maya es una de las regiones que los turistas de cualquier parte del mundo deben conocer, pues la herencia de la asombrosa Civilización Maya ha sido valiosa para las generaciones actuales y lo será para las futuras, la exactitud de sus cálculos matemáticos, la perfección de las construcciones, la complejidad del calendario tan preciso que permitió prever eclipses solares y lunares con sorprendente visibilidad en sitios arqueológicos durante diferentes épocas del año, son prueba de lo maravilloso que resulta adentrarse en esta cultura.

En los 500,000 Kms2 de extensión territorial, la región del Mundo Maya conserva su pluriculturalidad con gran diversidad de tradiciones, costumbres, etnias indígenas, tanto como mestizos y ladinos que practican diversidad de idiomas además del español e inglés.

También se utiliza gran variedad de vestimentas indígenas, excelentes instrumentos autóctonos y en el interior de cada estado aún puede observarse la arquitectura vernácula que enriquece la experiencia de los turistas al visitar cada una de las comunidades que les atienden con la calidez y hospitalidad propias de cada localidad.

Los mayas mantenían creencias politeístas y algunos dioses tenían gran importancia como Chaac, Dios de la Lluvia; Yum Kaax, Dios del Maíz, tanto como para observar que en la actualidad algunas comunidades aún realizan ceremonias y ritos mayas que impresionan a los visitantes.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Travel Belize (@travelbelize)

La región del Mundo Maya alberga más de 300 parques nacionales y reservas naturales; el mayor arrecife coralino en el hemisferio occidental, así como la Reserva de la Barrera de Arrecifes en Belice que ha sido declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO, al igual que muchos sitios arqueológicos, como el caso de Joyas de Cerén, ubicado en El Salvador, llamado también La Pompeya de América, el parque nacional Tikal, en Guatemala; Copán en Honduras, llamado el Atenas del Mundo Maya, o la Zona Arqueológica de Chichén Itzá, en Yucatán, México, por mencionar algunos, los cuales son testigos de la actividad cotidiana de una de las civilizaciones más impresionantes y que ha legado al mundo valiosos conocimientos en la matemática, la arquitectura, la agricultura y la astronomía entre otros.

Muchos visitantes del mundo aún desconocen la riqueza natural y cultural de esta región que les espera con los brazos abiertos para compartir experiencias incomparables.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Paseo Guatemala (@paseoguatemala)

Artículo anteriorLos 10 lugares más fotogénicos de Guayaquil
Artículo siguienteLa exposición «Un jardín nuestro» llega a Guayaquil