Por Juan Gonzalo Benítez |

Hay una figura nueva en el turismo que se llama Experience Planner, cuya traducción literal es “planificador de experiencias”.

Lo están ofreciendo algunos hoteles de lujo y ya son más comunes en las agencias de viajes, aunque no siempre sus servicios se presentan con ese nombre.

Se trata de una persona o un equipo de trabajo, cuya tarea es crear experiencias únicas y diferenciadoras para sus clientes. Desde hace años se hace para clientes de altísimo perfil y dispuestos a pagar un precio alto. Pero ahora se está haciendo popular y muchos creemos que la tendencia es a masificar esta figura.

Recuerdos para siempre

Ir a París ya no es una experiencia única, cada día viajan más colombianos a Europa y el precio del viaje ha bajado mucho. Lo que sí puede ser inolvidable es recibir una serenata con la canción preferida, de cualquier género, a bordo de un bote mientras se navega el Río Sena, o encontrar las llaves de un Ferrari alquilado para dar una vuelta, o ser sorprendido por un grupo de elegantes meseros que sirven un picnic para uno justo en los jardines frente a la Torre Eiffel.

Lo que hace unos años podría parecer una excentricidad reservada solo para los actores de Hollywood ahora es una posibilidad real para el viajero promedio.

Y no necesariamente se trata de buscar servicios costosos. Un recorrido por varios bares para probar las cervezas de un país que se visita por primera vez, es una opción. Ir a bailar samba en Río o salsa en Cali, con una escuela tradicional de la ciudad, ver un clásico de fútbol en una taberna con los hinchas locales, desayunar en la playa en una mesa acondicionada solo para los viajeros… son miles las posibilidades.

Según Hotelscan.com, un buscador de habitaciones, “algunos hoteles ya “ofrecen a sus clientes una Carta de Sorpresas y la complicidad del llamado Experience Planner que puede organizar desde una pedida de mano o un paseo en moto por la ciudad. La fórmula también es válida para grupos a los que se les puede crear una agenda de actividades de ocio y entretenimiento para ellos, diseñada a la medida de su viaje, sus gustos y sus necesidades”.

Cada turista quiere que su viaje sea distinto al de todos. Quiere vivir el destino a su estilo y guardar de él recuerdos que sean realmente inolvidables. Los empresarios del turismo tienen la palabra.

 

Foto: José Ignacio Arismendi @josearizmendi

*Este artículo se publicó originalmente en el portal Turismo a Tiempo y Escafandra Magazine ha sido autorizado para reproducirlo.

Artículo anteriorConvención Nacional de Turismo Discover EC 2018
Artículo siguienteNingún destino merece este destino