Ubicadas al nordeste de Brasil, al pie del Océano Atlántico se encuentran las Lençois Maranhenses, estas son un conjunto de inmensas dunas de arena, las cuales pertenecen al parque nacional del mismo nombre y que ocupan un área aproximada de 150.000 hectáreas.

Durante los meses de lluvia en la zona, en medio de estas dunas, se forman pequeñas lagunas de agua cristalina, las cuales al termino de la temporada invernal se llenan, tornando al paisaje en un espectáculo único en el mundo, y es en esta temporada, la cual arranca a mediados de Julio, en la que miles de turistas se dirigen a Barrerinhas, un pequeño municipio del Estado de Maranhao, y que es el punto de partida hacia las Lençois, decenas de camionetas 4 x 4 adaptadas con asientos en la parte de atrás, llevan por un par de horas y por un rústico pero aventurero viaje en medio de arena y riachuelos, a una decena de visitantes a bañarse a las lagunas, vale la pena indicar que las hay de todo tamaño, pero están entre las mas grandes y visitadas están: “ La laguna del gavilán” y “Las 3 Marías”.

Atins, un pueblo de pescadores en medio de las arenas.

Desde Barrerinhas se puede dirigir hacia Atins, este viaje toma alrededor de una hora y media en carro o 1 hora en lancha por el río. Este pequeño poblado de pescadores está dentro de la reserva, en la desembocadura del río Preguisa en el océano Atlántico, y está cambiando de actividad y dedicándose cada vez mas al turismo, por lo que es fácil encontrar posadas y hoteles de todo presupuesto.

Desde aquí la visita a las dunas es mas corta, toma solamente 40 minutos y recorre lugares diferentes de los que visitan desde Barrerinhas.

Aquí, al llegar a la playa, lo que primero llama la atención son las decenas de personas practicando Kitesurf, este deporte, relativamente nuevo, necesita de un buen viento, y vaya que Atins lo tiene, para elevar una especie de cometas y parado sobre una pequeña tabla, realizar piruetas y correr a gran velocidad a lo largo del mar.

Es sin duda por todo lo descrito, que las Lençois debe estar en la lista de lugares a visitar, para los amantes de la aventura o simplemete para los que deseen sentarse a admirar un inigualable atardecer.

Textos y fotos: Manuel Avilés IG @manuelavilesec  FB @manuelaviles @fototravelworld