La ‘nueva normalidad’ a la que ha tenido que adaptarse el mundo entero, ha promovido que los turistas busquen nuevas alternativas de viajes boutique y sostenibles.

Es así que, en Ecuador, surgió una nueva y segura forma de hacer turismo, a través de expediciones marinas a lo largo de la Costa del país.

Esta novedosa propuesta ofrece al viajero experiencias inmersivas por mar y tierra, a bordo de un yate privado de lujo con capacidad máxima de 18 pasajeros, donde el distanciamiento social es más la norma, que la excepción.

Un crucero boutique

Kontiki Expeditions iniciará operaciones el primer trimestre del 2021 y promete un concepto nuevo de crucerismo boutique enfocado en el turismo consciente, experiencias culturales, y aventura a bordo de un yate privado, con solo 9 cabinas de lujo y paradas en puertos costeros poco poblados.

El yate recorrerá dos rutas por la Costa ecuatoriana aprovechando la riqueza del país en especies marinas, animales endémicos, comida local y tradiciones culturales para crear experiencias unicas, adhiriéndose siempre a su filosofía de sostenibilidad y de ayuda a las comunidades visitadas.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by KONTIKI (@kontikiexpeditions) on

7 Razones para considerar un crucero boutique

Carlos Núñez, CEO y fundador de Kontiki Expeditions, brinda 7 razones por las cuales resulta atractivo para el turista reservar una experiencia Kontiki:

1.Kontiki Expeditions ofrece una experiencia de yate pequeño de lujo, con la tranquilidad de poder interactuar de forma segura a bordo o en las actividades de mar y tierra.

2. El yate fondea en puertos poco visitados, donde las comunidades acogen al viajero con una inmersión cultural profunda, gastronomía auténtica, y flora y fauna extraordinaria. Además, el yate visita islas y rincones costeros inaccesibles para barcos grandes, en donde piqueros de patas azules, monos aulladores, cuzumbos, manta rayas y colibríes abundan.

3. El tamaño privilegiado del grupo permite una conexión interpersonal cercana con comunidades locales y experiencias de primera mano, para observar su estilo de vida, artesanías, cocina y tradiciones.

4. El tamaño reducido del yate y del grupo de pasajeros asegura una atención personalizada, experiencias transformacionales y la posibilidad de enfocarse más en ciertas actividades de interés propio.

5. Con su ratio de casi 1 a 1 entre tripulación y viajeros, la atención al detalle prevalece todo el tiempo. El protocolo sanitario se aplica antes del abordaje, durante el viaje abordo y en las expediciones. Kontiki cuenta con la acreditación Safe Travels emitida por la WTTC (World Travel & Tourism Council), de la que también es miembro.

6. La sostenibilidad es importante dados los efectos de la sobre-explotación turística. Con una expedición pequeña, los protocolos de cuidado medioambiental son cuidadosamente implementados, y trabajar con las comunidades visitadas es una prioridad.

7. Un yate pequeño es perfecto para vacaciones privadas multifamiliares y multigeneracionales. El yate puede ser reservado en modalidad chárter para un escape privado con actividades diseñadas a la medida de los viajeros.

“Los visitantes, hoy más que nunca, están buscando ambientes más pequeños a bordo y en tierra, con menos gente y menos exposición al riesgo. Estamos orgullosos de ofrecer nuestro lujoso yate y tripulación para crear una experiencia con propósito, emocionante y segura, que será fuente de muchas memorias para compartir”, finaliza Núñez.

Para mayor información, visitar www.kontikiexpeditions.com/es/

Textos y fotos: Kontiki Expeditions

Artículo anteriorSiguiendo la Ruta de la Fiebre del Oro al Yukón
Artículo siguienteTres joyas arquitectónicas medievales que debes visitar en Andalucía