El agua siempre será un factor determinante en el desarrollo de la actividad turística en un destino, es imposible no considerar al recurso hídrico como un indicador dentro de la planificación turística territorial, debido a sus considerables aportes ya sea como un atractivo dentro del destino o un recurso paisajístico del mismo. 

El desarrollo o la creación de productos turísticos de manera sostenible en base a los recursos hídricos existentes en una zona específica, la generación de actividades recreativas en ríos, lagos, lagunas, embalses, etc., tiene por efecto la contribución a la economía de la población local considerando que su comercialización y explotación deber ser participativa y equitativa. 

Según un estudio realizado por Foundation We Are Water el turismo absorbe el 1% del consumo mundial de agua, sin embargo, en algunos países emergentes, en los que el turismo es uno de los pilares de su desarrollo, el consumo sobrepasa el 7 %, y en algunas islas como las del Caribe o la Polinesia, el sector turístico es el principal consumidor de agua. (Foundation We are Water , 2017 )

Gestión del agua con el sector turístico

A continuación se presentan ciertas directrices de la gestión del recurso hídrico y su relación en un destino turístico: 

  • Gestión del Abastecimiento para el consumo tanto para los habitantes de un destino como para la afluencia de turistas. 
  • Tratamiento de aguas residuales para que no existan determinadas zonas afectadas y problemas derivados de una mala gestión en este recurso.
  • Actividades náuticas en ríos, lagos, lagunas y esteros conforman una sólida actividad complementarias en relación a una oferta tradicional. 
  • Calidad del agua en relación a la actividad de la pesca favorece a que haya unos determinados productos turísticos para unos determinados colectivos.
  • Arquitectura popular en relación al agua como señal de identidad se ve reflejado en como los pueblos han utilizado el agua como recurso valioso y las infraestructuras que han desarrollado para ello. Esto modela el paisaje y genera recursos únicos que están en relación directa con la identidad del destino. (Romero, 2015)

La Huella hídrica en el turismo

Los turistas en la actualidad están más conscientes y responsables del impacto ambiental en los destinos que visitan y exigen a los gestores turísticos del sitio información sobre los programas de cuidado ambiental que llevan en sus respectivas organizaciones, también ese es el caso de los hoteles y resort que han implementado medidas de control en el consumo de agua en sus instalaciones. 

La huella hídrica se la define como el volumen total del agua dulce que se utiliza para producir los bienes y servicios consumidos por el individuo o la comunidad, o producidos por la empresa. (Hernández & Picón, 2013) 

La ciudad de Valencia es la primera ciudad en el mundo en medir la huella hídrica del turismo, este estudio lo realizó la empresa Global Omnium en conjunto con la Fundación Visit Valencia; y esta es una de las estrategias de turismo sostenible de la ciudad que busca convertirse en un referente de manejo sostenible a nivel mundial. 

La concientización y la sensibilidad del turista moderno en relación al medio ambiente es vital, el cuidado del recurso hídrico es un valor turístico en alza que permite establecer responsabilidades compartidas y de esta manera obtener destinos más competitivos. 

Artículo anteriorCosta Rica y AVIANCA suman alianza comercial
Artículo siguienteGuatemala participó en feria turística WTM Latin America de forma virtual
Consultor Turístico de la Agencia de Promoción y Desarrollo de Destinos Turistiqueros. Maestría en Gestión de Empresas Turísticas. Director del Proyecto Experiencia Capwell. Examinador de Competencias Laborales Turísticas.