Una nublada aunque húmeda mañana, muy característica de esta temporada en Guayaquil, nos permitió hacer un interesante recorrido por el populoso sector del suroeste de la ciudad para descubrir lo que la “Ruta del los Gigantes” nos ha preparado para este de año. Armados con cámaras fotográficas, nos unimos al grupo de Instameet Ec y Turistiqueros, organizadores de este evento, liderado además por la Empresa Pública de Turismo del M.I Municipio de Guayaquil, departamento dirigido por la Sra. Gloria Gallardo Zavala, su directora y anfitriona durante el recorrido.

La confección de los llamados Gigantes de Papel, es una tarea basada en la centenaria tradición de confección de monigotes, en la que los artistas populares y moradores del sector emplean buena parte del año, incluso a tiempo completo, presentando los más variados temas y personajes considerados transcendentes por sus creadores.  Así es posible encontrarse con Chuky, Super Mario, los Avengers, Mazinger Z, entre otros, o algún otro tema que ha sido moda en el año, Freddy Mercury y los personajes de Coco son ejemplo de ello.

coco-guayaquil

Lo realmente asombroso es el tamaño que los caracteriza. Según nos contó Walter Cedeño, actual presidente de la Asociación de Pioneros de los Gigantes de Guayaquil, la idea de hacer un monigote gigante nace como una iniciativa sin pretensiones de un grupo amigos de barrio, un sábado 14 de octubre de 1995 luego de un partido de indor fútbol, deporte que se se practica los fines de semana en las calles de los barrios populares de la ciudad.  Recuerda que el primer monigote que confeccionaron fue Taz o Demonio de Tasmania, clásico personaje de la Warner Bros y referente de infancia de Walter y sus amigos; planearon hacerlo inicialmente de tres metros, pero terminó por medir cinco metros y medio.  Este grupo repitió la iniciativa al año siguiente, en el tiempo ha sido replicada por otras barriadas del sector, sumando nuevas propuestas cada año.  Desde hace una década, la confección de monigotes gigantes se considera una tradición consolidada en el suroeste de la ciudad, y su recorrido, una actividad que no pasa desapercibida para la comunidad guayaquileña.  Hoy cuenta además con el apoyo de la Empresa Pública de Turismo de la ciudad y ofrece interesantes premios en efectivo a los trabajos más desatacados.

freddie-mercury-guayaquil

La presente edición de la Ruta de los Gigantes cuenta 36 los puntos de exhibición que literalmente se han tomado las calles del sector para el disfrute de quienes se animan a recorrerla. De los descomunales personajes de este año, el de mayor tamaño es Mazinger Z con 14 metros y medio de altura, ha sido confeccionado con planchas de cartón y PVC y se halla soportado por una estructura de metal; Boris Cajas, su creador, nos contó que inició su trabajo en octubre y le ha significado una inversión de 1600 USD aproximadamente, monto auspiciado mayormente por negocios vecinos de gastronomía popular.  Resulta interesante entender que junto a este circuito se han dinamizado otras negocios de economía popular; así es posible disfrutar durante el recorrido de agua de coco, mangos, cocadas, manzanas acarameladas y las delicias de la gastronomía típica de Guayaquil.

marvel-guayaquil

Esta será una experiencia turística única e inolvidable para quien esté por la ciudad en estos días por lo que recomendamos su visita.  La ruta de los gigantes estará esperándolos hasta el 15 de enero, no se la pierdan.

Fotos Luis Flores

Artículo anteriorCamino a Concón
Artículo siguienteGoPlaya: El buscador de playas #1 en Costa Rica
Diseñador gráfico con más de 25 años de experiencia profesional, enfocado y especializado desde el año 2000 en la industria turística, tanto dentro del sector público como privado.