La gastronomía evoluciona constantemente, el planeta requiere cada vez más alimentos, los recursos son limitados por lo que cada generación enfrenta retos diferentes. 

Hoy nos encontramos frente a un problema de dimensiones incalculables, que si bien por ahora en Ecuador no lo sentimos, no quiere decir que no esté presente.

La contaminación ambiental en el aire, ríos, océano y tierras es una realidad que avanza; el uso desmesurado de plásticos de un solo uso y materiales  contaminantes es una práctica común en toda la cadena alimenticia; nos falta desarrollar programas de reciclaje en todos los niveles,  estos son solo ejemplos de problemas que existen y que si no reaccionamos más temprano que tarde nos pasaran factura. 

Por ello es hora de despertar la conciencia, enfrentar el problema y buscar soluciones entre todos los actores de la industria alimenticia, la gastronomía y la sociedad de consumo, lograr una gastronomía y alimentación sustentable es el objetivo de este nuevo milenio así que hay que poner el tema lo SOBRE LA MESA.

Fotos Pixabay y Proyecto Sobre la mesa

*Este artículo se publicó originalmente en Diario El Universo y Escafandra Magazine ha sido autorizado por el autor para reproducirlo.