América Latina no es solo un lugar de maravillas naturales; su historia políticas variable e inestable se mezcla con hermosas tradiciones multiculturales para producir algunos de los más grandes escritores de todos los tiempos.

Criados en sociedades profundamente marcadas por el colonialismo, la mayoría de los autores latinoamericanos pudieron ver la belleza de un sistema roto por el racismo, el elitismo y la misoginia. Reflejaron en sus libros la atmósfera surrealista pero maravillosa que rodea a esta región del mundo.

Si deseas obtener más información sobre América Latina antes de aventurarte en tu próximo viaje, te recomendamos que leas estos cinco libros y viajaras inspirado.

El narrador, de Mario Vargas Llosa

Esta novela captura un debate que se ha mantenido durante mucho tiempo en América Latina: ¿deberían las poblaciones nativas ser salvadas o ayudadas por la globalización? El ganador del Premio Nobel Mario Vargas Llosa confronta estas dos posturas al sumergirnos en las tradiciones de narración oral de las tribus peruanas de la selva Amazónica. Yuxtapone los efectos positivos y negativos que la modernización trajo al continente por misioneros, mercaderes y antropólogos.

Como agua para chocolate, de Laura Esquivel

La protagonista de esta apasionante historia de amor, Tita, siente un profundo amor por la cocina y descubre que, con sus recetas, puede afectar las emociones de los demás. Su vida se desarrolla paralela a la Revolución Mexicana, y sirve para representar la rebelión de las nuevas generaciones contra las viejas tradiciones. La autora, Laura Esquivel, se enfoca en hacer una poderosa novela feminista que también hace un gran trabajo al mostrar la importancia de la comida en las culturas tradicionales de América Latina.

Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez

Considerado el mejor trabajo del ganador del premio Nobel, Gabriel Gracía Márquez, Cien años de soledad tiene lugar en la ciudad ficticia de Macondo. La historia sigue a varias generaciones de la familia Buendía para exponer el abuso de poder y la violencia política vivida en Colombia. Al mismo tiempo, la novela está narrada con un toque de humor, y sus elementos de realismo mágico te harán apreciar la singularidad surrealista pero hermosa de América Latina.

La breve vida maravillosa de Oscar Wao, por Junot Díaz

Después de la vida de Oscar, un adolescente dominicano geek que emigró a Nueva Jersey, la novela narra la historia de la República Dominicana y critica los daños que el colonialismo llevó al Caribe. El libro satiriza el racismo y la crisis de identidad que enfrentan las diásporas, extendiéndose fuera del Caribe para hablar de muchos otros lugares en América Latina. Junot Díaz ganó el premio Pulitzer en 2008 por este libro, que originalmente escribió en inglés mientras agregaba algo de jerga en español a lo largo de su narración.

La casa de los espíritus, de Isabel Allende

Narrando la historia de la familia Trueba, Isabel Allende ilustra la inestabilidad política de Chile y las diferencias contrastantes entre sus clases bajas y altas. A través de cuatro generaciones diferentes, la autora muestra la cultura política de América Latina, caracterizada por el continuo deseo de cambio y el miedo constante a la amenaza de las dictaduras comunistas. El libro también destaca los lazos profundos dentro de las familias latinoamericanas y cómo ni siquiera la muerte puede romper esos lazos.